Salvador Schulz.

Redactor Publicitario
Nací para contar historias

Un día decidí dejarlo todo, los peros, las dudas milimétricas, los imposibles, las luchas internas, todo, pero principalmente el miedo. Y un día salí de casa, buscando mi dorado existencial, así llamaba a ese lugar donde encontraría mi libertad, esa quimérica e inalcanzable princesa vagabunda del reino de los sueños. Amada, deseada, temida, envasada, empaquetada y puesta a la venta con fecha de caducidad en las vitrinas comerciales.

Ver Entradas

Puse como brújula mi corazón, como equipaje mi mate y mi termo, y partí, desde el fin del mundo, con la certeza de que hallaría mi respuesta. Terminé en Buenos Aires y entendí que los lugares los hacían las personas y que todos tenemos una historia que contar, también encontré mi libertad, al final consistía en hacer eso que uno ama.